top of page
  • Aristotelicando

Este es el camino

El Levante UD ha cerrado el mercado de fichajes con un saldo positivo de 8,2 millones de euros y una reducción de las amortizaciones de la temporada a poco más de 2 millones, una cifra muy inferior a los 10 del curso pasado

Lo primero que ha de hacer este servidor es quitarse el sombrero ante el mercado realizado por D. Felipe Miñambres; hoy todos los levantinistas llevamos puesta la gorra en la cabeza ante la falta de camisetas con su nombre en la tienda del club. El que escribe estas líneas ya no recordaba la sensación que se te queda en el cuerpo ante el trabajo bien hecho por un buen director deportivo, esto es lo que pedíamos cuando hablábamos de profesionalización de las distintas parcelas del club, gente competente en su campo y a la que se le deje trabajar. Este es el camino.


Es cierto que en este mercado hemos ingresado bastantes millones por distintas ventas, pero estas no van a tener reflejo en el resultado contable que se nos presente a los accionistas el próximo diciembre, y es que el ejercicio se cierra el 30 de junio, y en esa fecha la única salida que se había anunciado era la de cierto jugador madrileño que prefería estar en un banquillo de primera división. Así, de esta manera, teniendo en cuenta que había una obligación de venta por valor de 10,5 que no se ha visto satisfecha, el patrimonio neto del club pasará de los 11,84 millones a 1,3 millones. Es decir, una reducción del 97% con respecto al estado de las cuentas de hace dos años (41,8). Algunos podrán entonar eso de: Quousque tandem abutere, Quico, patientia nostra?, no seré yo quien se lo niegue, pero con las ventas realizadas este verano, y si se deja de presupuestar ventas para cubrir los gastos ordinarios, podremos decir que este es el camino.


¿Y cómo se contabilizan las ventas realizadas?

Para que se puedan contar como ganancias han de ser por una cantidad superior a la que quede por amortizar, y la amortización anual de cada futbolista se calcula al dividir la cantidad de dinero que se pagó por su traspaso entre el número de años del contrato que se hace en el momento de su fichaje.


Así, por ejemplo, por Dani Gómez si se le hubiera querido vender, para no contabilizarlo como pérdidas, habría que haberlo hecho por una cantidad que dejase en las cuentas del club más de 1,2 millones, puesto que pagó 2 millones con un contrato de 5 años, lo que da una amortización anual de 0,4M. Y al pertenecer el 50% de sus derechos al Real Madrid, habría que haberlo vendido por una cantidad mínima de 2,4 millones. No siendo posible alcanzar dicha cantidad, para no computar pérdidas la mejor opción era la cesión, que además de liberar masa salarial, hemos obtenido beneficio económico que no se comparte con el Real Madrid al no traspasar la propiedad. Se habla de una cantidad cercana a los 200.000 euros. Este es el camino.

Por Enis Bardhi se sacan 3,5M netos, pues su amortización acabó en 2020; y por Malsa y Roger, quienes no tenían amortización alguna, se ha sacado algo menos de 4 millones entre los dos. A estas cantidades le hemos de sumar los cerca de 0,7 que hemos obtenido por la venta de Shaq Moore, del que disponíamos un 30% de los beneficios de su venta. Y por último tenemos la venta de Gonzalo Melero, que al acabar contrato en junio era la última posibilidad de venderlo, y que, debido al elevado traspaso que en su día se depositó por él, su amortización pendiente ascendía a 0,9 millones, siendo su venta por 1,9M + 0,3 en varibles + 15% de una venta futura, de momento en las cuentas se reflejará como 1 M de beneficios. Lo cual hace que el saldo total de ingresos netos por parte del Levante en este mercado haya sido de 9,4 millones. Este es el camino.


Gasto en fichajes

Ahora bien, también hemos de restar el millón que ha costado Bouldini y los 200.000 euros que la RFEF ha hecho pagar al Levante UD por Joel Febas, que aunque no tenía contrato con el Club Lleida Esportiu si disponía ficha federativa con ellos. Lo que nos deja con un saldo positivo de 8,2 millones.


¿Cómo queda el tema de las amortizaciones?

Analicemos jugador por jugador. Por Rubén Vezo se pagaron 5 millones, de los que quedan por amortizar 2, y que para esta temporada computará 1. Por Enric Franquesa se pagaron 400.000 euros por el 50% de sus derechos federativos, con un contrato de 4 años, por lo que quedan por amortizar 300.000, y que para esta temporada se computarán 100.000. Giorgi costó 250.000 euros, con un contrato de 4 años (más otros tres prorrogables por parte del club), por lo que quedan por amortizar 62.500 euros, y se computarán íntegros en esta temporada. Por Jorge De Frutos, que tiene un caso idéntico al de Dani Gómez, quedan por amortizar 1,2 por cada uno, y en esta temporada se computarán, 400.000 por cada uno.

La amortización anual de cada futbolista se calcula al dividir la cantidad de dinero que se pagó por su traspaso entre el número de años del contrato

Por Soldado, cuyo fichaje ascendió a los 500.000 euros, quedan por amortizar 250.000, que se computarán íntegros esta temporada. Por Joel Febas quedan por amortizar los 200.000 euros que la RFEF en una decisión sin precedentes al fichar a un jugdor sin contrato, nos ha hecho pagar al Club Lleida Esportiu, y esta temporada computarán 66.000 al ser un contrato de 3 años. Y por último, por Bouldini se ha pagado 1 millón de euros que hay que amortizar en 4 años, por lo que 250.000 se computarán para esta temporada. Es decir, para la temporada 22/23 las amortizaciones en el Levante UD ascienden a 2.279.166 euros, una cantidad muy inferior a los más de 10 millones de la temporada pasada, y aunque sigue siendo una cifra elevada, más para estar en Segunda División, una reducción de tal calibre es una buena noticia. Este es el camino.


Las ventas, en su momento

No es menos cierto que ya nos hemos arrepentido de no vender a Bardhi y a Campaña en su momento, y que algunos se preguntan si nos arrepentiremos también de no haber vendido a De Frutos teniendo su posición cubierta. A toro pasado es fácil hacer la crítica, pero no por ello me la voy a ahorrar: Hemos de aprender que en el futbol no vale hacer como el cuento de la lechera, puesto que es un mercado muy volátil, y que para crecer hay que tener buenas ventas aunque no sean las óptimas. Ese debe ser el camino, puesto que de lo contrario acabas en la situación que estamos ahora, que deportivamente puede ser una gran noticia, pero no lo es tanto a nivel económico.


Reducción salarial

Otro de los éxitos de este mercado de fichajes es la reducción salarial de la plantilla, ya sea por haber vendido, por haber pegado la espantada cuando prometiste lo contrario, por la finalización contractual, por la reducción de salario vía contractual por el descenso de la categoría o por la contratación de jugadores con un salario claramente menor. A pesar de ello, se posee una masa salarial demasiado elevada para la categoría. ¿Cuán elevada ha llegado a ser en comparación con otros equipos? Para hacer la comparación cogeremos el año 20-21, y los rivales a comparar serán Getafe CF, que ascendió con nosotros; Osasuna, un histórico en primera división, pero que descendió en el año 2017 y estuvo en segunda hasta el 2019. El Alavés, que ascendió un año antes que el Levante UD.

El Levante UD todavía tiene una masa salarial demasiado elevada para la categoría. El descenso del curso pasado demuestra que mayores sueldo no significa mejor rendimiento

Nosotros, como ya dijimos en el anterior artículo, en la temporada 20/21 teníamos un gasto de 51,41M en la masa salarial de la plantilla deportiva, teniendo unos ingresos por TV de 52,37 M, es decir, con respecto al principal ingreso (el importe neto de negocio alcanza los 61,18 M) los salarios de la plantilla deportiva consumen el 98,16%. El año anterior, para hacernos una idea, los ingresos por TV eran 51,34M y el gasto en salarios 40,6M. Sin embargo, al año siguiente, aumentando tan solo un 2% los ingresos, se aumentaron un 26% los salarios.


Comparativa con otros rivales

Mientras, el Getafe tenía unos ingresos por TV de 59,13 y un gasto en plantilla de 34,6M, es decir, teniendo mayores ingresos que nosotros y una cifra de negocio también mayor, tenían menos gasto en plantilla. En su caso representaba el 58,51%, ahora es más fácil entender de donde sale el dinero del Getafe también para poder fichar, además de sus ventas de jugadores. Y se demuestra que se puede tener una plantilla competitiva sin hipotecarse en salarios. El Alavés, teniendo unos ingresos por TV de 51,6 tenían un gasto en salarios de 41,1, es decir, se mantenía en unos parámetros muy similares a los nuestros antes de la subida sin cabeza de nuestra masa salarial. Osasuna tenía una masa salarial de 40,1 con unos ingresos por TV de 51,3, como vemos ellos también se muestran en unos parámetros similares a los del Alavés.


Así, si queremos garantizar el futuro económico del club hemos de volver a los parámetros salariales que se demuestra que funcionan, pues no por más salarios, se obtienen mejores resultados, como ha quedado demostrado con nuestro descenso. Esto es, se debe mantener que en salarios, los clubes humildes, destinen un máximo del 80% con respecto a los ingresos de TV, y que todos los clubes, destinen como máximo un 70% en salarios con respecto su cifra neta de negocio. Y que, como se ve en el cuadro, con las famosas renovaciones y renoventas, dejamos de cumplir con los parámetros de control financiero. Volver a la prudencia económica y financiera, ese debe ser el camino.


TEMPORADA

20-21

Equipo

Ingresos TV

Sueldo Plantilla

% Sueldo TV

Cifra neta de negocio

% Sueldos-Ingresos

LEVANTE UD

52,27

51,41

98,16

61,18

84,03

GETAFE

59,13

34,6

58,51

66,19

52,27

ALAVÉS

51,6

41,1

79,65

57,97

70,89

OSASUNA

51,3

40,1

78,16

58,24

68,85

LEVANTE UD 19-20

51,34

40,6

79,08

59,64

68,07


Reducción por patrocinios

Es cierto que el Levante va a notar la pérdida de algunos patrocinadores, el más destacable es el de Bodegas Fos, y es que desde que Dña. Lola Fos de Boluda falleciera el verano pasado (D.E.P), ya sea por esto o por otras razones, la empresa bodeguera primero dejó de patrocinar los cambios de los partidos, pero permaneciendo en la publicidad estática del estadio, a ya desaparecer incluso de esa publicidad estática. Ha bastado un único año para que el legado de levantinismo público y notorio de Dña. Lola desaparezca. Pero, por contra, como esta afición siempre responde, este año obtendremos ingresos récord por abonos, y aunque sea impopular, el dejar de regalar los abonos es el camino para poder aumentar la cifra de negocio y que el club también pueda crecer. A falta de los ingresos que se obtendrán con la fase 2 de la reforma del estadio y de recuperar la máxima categoría, estamos en camino.

Commentaires


bottom of page