top of page
  • Redacción

Así juegan los equipos de Calleja

Es un técnico “made in Villarreal”, de fácil adaptación, que propone un fútbol vistoso, donde prima la posesión del esférico.


Si Miñambres apostaba para sustituir a Nafti por un entrenador experimentado en Segunda, con ascensos a sus espaldas, Javier Calleja (Madrid, 1978) no cumple ese requisito. De hecho el nuevo míster granota debuta en los banquillos de la categoría aunque, en contraste con el anterior, cuenta -pese a sus 44 años- con cierto bagaje en el fútbol de élite y es experto en lidiar situaciones complicadas. Forjado como entrenador en la cantera del Villarrreal, llegó al primer equipo desde el filial en la 17-18 para sustituir a Fran Escribá. Allí protagonizó un caso inaudito al ser despedido en diciembre de 2018 para volver a ser contratado de nuevo a los 50 días de su marcha, seis jornadas más tarde, en sustitución de Luis García Plaza, en enero de 2019.


Su última experiencia fue precisamente en el Alavés donde llegó en abril de 2021 para salvar al equipo y lo logró con creces. Consiguió prácticamente un milagro cuando todo el mundo daba al equipo como descendido. Comenzó el siguiente ejercicio pero fue destituido ante el mal inicio de una temporada en la que el equipo babazorro terminó acompañando al Levante en el descenso.



Es un técnico “made in Villarreal” que propone un fútbol vistoso, donde prima la posesión del esférico. En Miralcamp se le califica como “hombre de la casa, trabajador y meticuloso”. En sus etapas al frente del Villarreal puso en práctica varios sistemas, destacando el 4-4-2 con un centro de campo en rombo. Esto suponía un control efectivo del balón con centrocampistas capacitados para la contención y transición atacante. En teoría, Calleja es un entrenador ofensivo. Con él, el equipo amarillo alcanzó su segunda marca más goleadora en Liga con 63 goles y el mejor promedio goleador de la historia del primer equipo con 1,79 goles en la temporada 2019-20.


En sus tres años y diversas etapas como técnico del primer equipo groguet ha demostrado no ser de ideas fijas y con capacidad para amoldarse a las circunstancias. Técnico de rápida adaptación ha sido capaz de hilvanar un bloque tanto para salvar la categoría en momentos de apuro como para meter al equipo en competición europea con un juego exquisito.


Con su llegada al Levante UD, el técnico madrileño quiere demostrar su valía y dejar atrás el mal sabor de boca final de su paso por el banquillo del Alavés, su primera experiencia lejos de la influencia de Fernando Roig.


bottom of page