top of page
  • Aristotelicando

Los cuentos de las cuentas

El Levante UD no es sostenible tal y como lo conocemos, al menos en Segunda división. El romanticismo no da dinero y habrá que recortar de todos lados.

Decía Dostoievsky: “No hay en el mundo cosa más difícil que la sinceridad, ni más fácil que la lisonja”, algo que los levantinistas sabemos bien viendo con nuestros ojos cómo el club caía en picado, se ponía en riesgo de liquidación, mientras nuestros oídos solo escuchaban alabanzas a la gestión, recuerdos al hito de la clasificación para la Europa League de hace más de una década y nos aseguraban que de todo esto nos íbamos a reír. Puede que yo sea demasiado serio, pero la situación ni siquiera me esboza una sonrisa.


Acabó el play off y supimos que no éramos equipo de Primera división. Con esta nueva desgracia, presenciamos un ejercicio de “gatopardismo” sin igual, pues si bien se iba el responsable de la quiebra técnica de nuestro club, se quedaba su amigo de colegio y también consejero como nuevo dueño del club; salían consejeros, pero los recolocaban como representantes institucionales; cambiábamos un director de comunicación con una obra valencianista en su haber, por una portavoz hincha del otro equipo de la ciudad y del Barça.


¿Y las cuentas? ¿Han cambiado las cuentas? Las cuentas de la temporada pasada, junto al presupuesto para esta temporada, no las conoceremos hasta finales de año, pero gracias a las ruedas de prensa de Felipe Miñambres por un lado y de Maribel Vilaplana y Puri Naya por otro, nos podemos hacer una idea. Agárrense que vienen curvas. Pues aunque nos hayan dicho que nos dejemos de preocupar por lo que pasa en el club para preocuparnos solo en lo que pasa en el terreno de juego, la realidad es que las cuentas siguen siendo un problema que nos preocupa y nos ocupa.


Hemos de partir del presupuesto de la pasada temporada, donde presupuestamos unos 0,3M de ganancias y al final obtuvimos más de 4M de pérdidas. Vamos a presuponer que todos los ingresos ordinarios se mantienen igual, a excepción de los ingresos por TV, que serán, 1M menos que la temporada pasada al no ser equipo recién descendido, mientras sí lo han hecho equipos con gran masa social como Espanyol, Elche y Valladolid. Así con estas premisas, nuestros ingresos ordinarios se van a situar en 20,266M, frente a los 40,166M de la temporada pasada (se pierde la ayuda al descenso de 18,9M).


45

40

40,116 M.

35

30

25

20

20,226 M.

15

10

5

0

TEMP. 2022-23

TEMP. 2023-24

Cuando una empresa, que ya el año anterior dio pérdidas, sabe que para el ejercicio siguiente deja de ingresar cerca de 20M (18,9M de la ayuda al descenso + 1M en ingresos TV) lo suyo es que corte de raíz gran parte de sus gastos, al recortar un 50% de ingresos.


¿Cómo va a ser este recorte? Hemos de empezar hablando del mayor gasto del club: los salarios de la primera plantilla, que la temporada pasaba suponían un coste de 20,966M, y que, según informó el director deportivo en rueda de prensa, este año rondarán los 10M. A pesar de que parezca un recorte extraordinario, es insuficiente y decepcionante. Y es que este año, habiéndose remodelado una gran parte de la plantilla, no se ha aprovechado para poner unos sueldos acordes a nuestra realidad. Esa realidad se ve plasmada en el límite salarial marcado por La Liga, donde el año pasado, con un 100% más de ingresos, se situaba en 11,699M, este año, con esa reducción del 50% y habiendo dado pérdidas en el ejercicio, se sitúa en 4,753M.


25

20

20,666 M.

15

10

11,699 M.

10 M.

5

4,753 M.

0

TEMP.

2022-23

TEMP.

2023-24

LÍMITE SALARIAL

GASTO SALARIAL


Siguiendo con la cuenta de gastos, en el apartado de las amortizaciones (coste de los fichajes dividido por los años que se le firma), nos encontramos que el año pasado eran de 4,312M y este año se podrían situar en 1,966M aprox. (1,2M vezo, 0,4M Dani Gómez, 0,066M Joel Febas y 0,3M Bouldini). También cabe destacar que la cuenta de gastos para fichajes, que el año pasado ascendía a 1,715M, desaparece, pues la política de fichajes a coste cero y cesiones ha venido para quedarse.


A pesar de ello, esto no da para equilibrar las cuentas. Por eso a algunos realmente nos sorprende cuando la nueva portavoz del club dice que “se ha hablado de evitar como sea el ERE”. Basta ver dos datos: el déficit estructural y que el Levante UD en personal no deportivo destina 7,5M cuando los clubes de la categoría a duras penas destinan 3M. Es decir, tenemos más del doble de gasto en personal no deportivo del debido. ¿Realmente se puede evitar el ERE? Este dato bien merece otro artículo pormenorizado en un futuro inmediato.


A todo ello se suma el aumento de los gastos financieros, puesto que debido a la “generosidad” de nuestro nuevo dueño vamos a tener que pagar 750.000 euros más al año en intereses. El famoso préstamo participativo es de 10M a un interés anual del 7,5%, unos intereses totalmente fuera de mercado para un préstamo participativo. Habría que decirle al señor Dánvila, y a los patronos que votaron a favor de su propuesta, que los intereses de un préstamo participativo no pueden ser similares a los de capital riesgo, puesto que en el primero se está dando como garantía hacerse con el control total de la entidad. Por lo que el riesgo es infinitamente menor. Actualmente el Levante UD está pagando de intereses a las distintas entidades crediticias: 2M de euros, por lo que se van a aumentar un 37%, al menos, los gastos financieros.


60

50

53,403 M.

40

30

39,126 M.

20

10

0

TEMP. 2022-23

TEMP. 2023-24


60

50

53,403 M.

40

40,166 M.

39,126 M.

30

20

20,226 M.

10

0

TEMP.

2022-23

TEMP.

2023-24

INGRESOS ORDINARIOS

GASTOS ORDINARIOS

Nos encontramos así ante un déficit estructural que la temporada pasada era de 13,237M y esta temporada será de 18,86M (siempre y cuando no se haga ningún recorte). Ante esto cabe preguntarse: ¿podemos permitirnos tantos trabajadores en el club? ¿tantas secciones diferentes con un seguimiento más bien escaso? ¿que el equipo filial, en la quinta categoría del fútbol, tenga un gasto en salarios de 1.371M? Para ponernos en situación, el Alcoyano, estando dos categorías por encima, tenía un presupuesto menor para todos los gastos del club. A todos nos gusta la cantera y #OrgullGranota y demás, pero ¿podemos permitirnos que los jugadores del Juvenil A, chavales de 18 años, tengan un sueldo medio de 23.304 euros? Y más cuando la cantera para el actual entrenador solo es utilizable en caso de extrema necesidad y como última opción. Hoy por hoy, la utilidad es llevar a los chavales de viaje por toda España para que el CM les pueda hacer fotos, cuando, en una situación como la nuestra, la cantera debiera ser una prioridad al darte jugadores válidos a bajo coste. Si no es así ¿para qué gastarnos un dinero que, literalmente, no tenemos? Solo en el Juvenil A el Levante UD gasta en salarios de jugadores 536.000 euros, y otros 614.000 euros en los sueldos del resto de jugadores de categorías inferiores.


Ahora todo el mundo es forofo del fútbol femenino, aunque curiosamente nadie asiste a sus partidos, pero, aunque nos sintamos orgullosos de ser pioneros en esta sección ¿nos podemos permitir que el gasto en salarios sea de 1,4M? Teniendo en cuenta que el salario mínimo de la liga es de 21.000, el salario medio de 33.000 y nosotros tenemos un salario medio de 56.000 euros.


Todos sabemos que la tienda de Colón es un acierto por posicionamiento y expansión, aunque solo el gasto de alquiler asciende a 80.000 euros anuales, ¿No sería lógico dinamizarla para conseguir maximizar ventas y no sea un elemento deficitario más? Por ejemplo, el negocio de las camisetas retro está en auge, y es una línea de negocio que podría explotar el propio club. Lo que está claro es que hay que incrementar ingresos y reducir gastos.


Hemos de dejarnos ya de una vez de cuentos de la lechera, de creer que vamos a vender a todos nuestros jugadores por cifras astronómicas. “La idea es evolucionar en la gestión y que sea un club estable, donde no haga falta presupuestar ventas” (palabras de la nueva portavoz). Pues para ello hace falta actuar, combinando ajustes y generando oportunidades de negocio.


La verdadera pregunta es si el señor Dánvila tiene una hoja de ruta para el club. O si solo quería ser poseedor de las acciones para intentar dar un pelotazo. No tenemos la respuesta, pero o bien se pone manos a la obra ya, o ya podemos presuponer la respuesta.

Comments


bottom of page