top of page
  • J.M.Vázquez

La cercanía del descenso acecha al Málaga

La Rosaleda se vestirá de gala para vivir una final para el Málaga. La lamentable temporada del equipo andaluz obliga a obrar un auténtico milagro para llegar a la permanencia. Hoy analizamos al Málaga, próximo rival granota.


 

La salvación, misión imposible

 

Por primera vez en este siglo, el Málaga puede descender a la tercera categoría, una realidad que parece más posible según se va acabando la competición. Con 26 puntos y en vigésima posición, la salvación se encuentra a diez puntos de distancia. Según el Big Data, tiene un 80% de probabilidades de descenso. Además, los números históricos tampoco son esperanzadores, ya que nunca en la historia de Segunda desde que compiten 22 clubes, un equipo con tan pocos puntos a estas alturas de la temporada ha logrado la permanencia. Además, el mínimo de puntos histórico para salvarse se sitúa en 44 puntos, por lo que los malaguistas van a necesitar encauzar un final de récord para obrar el milagro.

 

El nuevo Messi

 

Lo único positivo para el Málaga este año es ver a canteranos enrolarse en el primer equipo. Sin embargo, el último caso es el más sonado, ya que el chico en cuestión parece ser una auténtica perla. Se trata de Alex Calvo, de 19 años, que ha dado el salto al primer equipo sin haber jugado más que un partido en el filial. El melenudo extremo izquierdo, a quien algunos comparan con Messi, debutó la semana pasada contra Las Palmas, y aunque apenas contó con diez minutos, fue tiempo suficiente para hacer un golazo para la igualada definitiva. Además de su desparpajo dentro del campo, en la entrevista posterior demostró una muestra de carácter y personalidad impropia de un chico de su edad garantizando la permanencia: “Vamos a salir de esa zona, que lo sepa la gente”, declaró.

 

En descenso. Pero, ¿Por qué?

 

El porqué de la debacle del Málaga es una pregunta de difícil respuesta. A priori, el equipo conforma una de las plantillas con mejores nombres de toda Segunda, aunque solo con el nombre no se ganan partidos, y los jugadores llamados a ser importantes no están dando el rendimiento esperado. Rubén Castro, pese a sus 7 goles, está firmando uno de sus registros goleadores más tímidos en sus años en Segunda. Manolo Reina, que llegó como refuerzo de lujo en la portería, fue mandado al banquillo antes de acabar la primera vuelta de liga. Jugadores de la talla de Ramalho, Bustinza, Jozabed o Alex Gallar tampoco han tenido regularidad en el once. En los banquillos, ni Pablo Guede ni Pepe Mel fueron capaces de sacar rendimiento a la plantilla, y a Sergio Pellicer también le está costando. La victoria por 3-0 al Zaragoza dio un vuelco esperanzador a la situación, pero las dos derrotas posteriores (una de ellas contra el Racing), volvieron a sucumbir al Málaga en la realidad de una salvación casi inimaginable ya para muchos.

 

Al-Andalus

 

Hace una década el Málaga se quedó a las puertas de las semifinales de Champions bajo la propiedad del jeque catarí Al Thani, miembro de la familia real de aquél país. Años más tarde, el mandato del jeque parece haberse desgastado, pero ello podría cambiar por el rumor de un cambio en la propiedad. El grupo “Catar Sports Investment” ha entrado en negociaciones con el actual dueño para hacerse con el club malaguista. Este grupo de inversión, dirigió por Nasser Al-Khelaifi, es quien también maneja la propiedad del PSG. De hecho, la iniciativa de la compra pasa por crear una red de clubes alrededor del club parisino, imitando proyectos como el grupo City o los clubes de Red Bull.

Comments


bottom of page