top of page
  • J.M.Vázquez

El once más caro de la historia del Levante

El Levante, sin ser un club con un gran gasto en traspasos, en los últimos años ha desembolsado mayores cantidades, firmando los fichajes mas caros de su historia. Este es el once más caro de la historia granota por posiciones.

Portería: Aitor Fernández

En la meta el Levante nunca ha gastado prácticamente nada. Tanto es así, que el fichaje mas caro es Aitor Fernández, que llegó por 1,2 millones en la temporada 2018/19 tras ser erigido como portero del año en Segunda con el Numancia. En sus dos primeros años como granota su rendimiento fue superlativo, aunque Cárdenas acabó arrebatándole la titularidad. Tras el descenso fue traspasado libre a Osasuna, donde ha sido titular en 21 partidos de liga.


Defensa: Coke, Cabaco y Vezo

Coke Andujar llegó en las navidades de 2018 a cambio de 1,5 millones. Su rendimiento fue de mas a menos, y su aventura como granota no pudo acabar de peor forma, con el descenso y marchándose libre al Ibiza. En el verano de 2018 llegó Cabaco, quien se incorporó a cambio de dos millones, y solo temporada y media después fue vendido por ocho al Getafe. Para culminar, en 2020, obnubilados por su paso por Orriols como cedido, el Levante "gratificó" con cinco millones al club vecino por Rubén Vezo, que aún hoy sigue vistiendo de blaugrana.

Centrocampistas: Vukcevic y Melero

Tras vender a Lerma por más de 30 millones, el Levante quiso reforzar la medular con la contratación de Nikola Vukcevic a cambio de 8,9 millones, batiendo el récord histórico del club. El montenegrino, tras cuatro años irregulares en los que jugó una media de 18 partidos por temporada, se marchó gratis a Catar. Por su parte, Gonzalo Melero llegó en 2019 procedente del Huesca por 3,6 millones. De sus tres temporadas como granota destacan especialmente sus goles, ya que llegó a anotar 7 en liga durante dos temporadas consecutivas, además de alguno en Copa, como el que nos adelantó en las semifinales en San Mamés. El pasado verano se marchó por 1,9 millones al Almería. Aún hoy puede verse su camiseta granota en el encierro de San Fermín.

Banda derecha: Pedro León

En 2007 Pedro León llegó por 2,2 millones, siendo en ese momento el fichaje mas caro de la historia del Levante, aunque el Real Murcia denunció que el último millón de esa operación nunca llegó a aparecer. El murciano no jugó mas de 24 partidos y el equipo descendió, desatando una crisis económica que condujo al impago a los jugadores. Ello forzó su salida por 300.000 euros al Valladolid.

Banda izquierda: Mauricio Cuero y Moses Simon

Aquí podrían jugar tanto Moses Simon como Mauricio Cuero a banda cambiada, ya que ambos le costaron 3,5 millones al Levante. A pesar de su escasa participación, Moses fue vendido por 5 millones al Nantes. Con su fichaje, Mauricio Cuero volvió a batir récords, por lo que él ha sido el seleccionado. Llegó en las navidades previas al descenso tras una nefasta primera vuelta, pero no logró cambiar la situación. Apenas participó en 13 ocasiones, y sus números se reducen a una asistencia y escasos controles de balón. Ese verano se fue al Santos Laguna a cambio de 2,7 millones.

Delanteros: Boateng, Sergio León y Dwamena

Emmanuel Boateng llegó en 2017 por 2,9 millones. Sus números no fueron espectaculares, más allá del hat-trick al Barcelona y el doblete al Madrid. Sin embargo, en las navidades de la temporada 2018-19 se consagró como la segunda mayor venta del Levante, tras marcharse a cambio de 11 millones al Dalian Pro chino. En 2018, la dirección deportiva decidió invertir 6,2 millones en Rafael Dwamena, que en sus quince partidos como granota solo consiguió anotar un gol, en copa, contra el Lugo. En su cesión en Zaragoza los problemas en el corazón le lastraron dramáticamente, y al verano siguiente se marchó gratis. En 2020 llegó también Sergio León por cuatro millones. El rey de la selva solo anotó tres goles en liga en sus dos años en el Ciutat, pero se especializó en la competición copera, donde marcó siete goles en nueve partidos, llegando a ser el pichichi en la 20-21. Tras esto, se fue libre al Valladolid.


Sin contar salarios, el gasto total del once asciende a 42 millones de euros. Sin embargo, solamente las ventas de Moses Simon, Cabaco y Boateng aportaron un beneficio 24 millones, que, sumados a los 30,5 de Lerma, asciende a 54,4 millones. Si a ello le añadimos los siete de Camarasa en 2017, los 3,5 de Rubén García y los 3 de Bardhi y Roger la cifra se dispara aún más. Es decir, el problema económico actual no viene ni mucho menos por el gasto en traspasos, donde el Levante reporta beneficios, sino en fichas a los jugadores y salarios.

Comments


bottom of page