top of page
  • Aristotelicando

El accionista en la incertidumbre

Quico ha muerto ¡Viva el quiquismo! El Consejo sigue dominado por las mismas piezas que los últimos años, por lo que hay cosas que no cambian.




Llega mediados de noviembre y el valenciano de bien ya se empieza a inquietar, y no es por los presupuestos de la Generalitat precisamente, sino por lo que se va a encontrar en la convocatoria en la junta de accionistas del Levante UD. Y es que siempre acaba saliendo algo que nos deja descolocados. ¿A todos? No, a todos no. A los periodistas amigos no, esos que siempre están dispuestos a salir al paso para dar una entrevista masaje, pero nunca para criticar la ignominia perpretada por el CTA contra el club decano de la Comunitat.

 

Lo que nunca varía en el frenesí levantinista es que los periodistas de turno, aquellos que serán convenientemente invitados a cenas de Navidad y premiados por su supuesta labor en la información del Levante UD, tienen información que solo debiéramos tener los accionistas. Ese es el respeto que se nos tiene. Es la consecuencia de gestionar el club, no como una empresa, sino como un cortijo personal.

 

Pero, y ya entrando en materia, hemos de preguntarnos ¿Estará firmado ya el acuerdo entre “El pieles Danvila” y la Fundación cuando se celebre la Junta? ¿O tendrá que pedir una nueva prórroga? ¿La Due Diligence que ha pagado el club para uso exclusivo de Danvila, será ofrecido al resto de accionistas? ¿Boluda aparecerá como nuevo salvador del club? ¿Quico se atreverá a ir a la Junta dónde se acredite que ha dejado el club como un solar?


Estas semanas el levantinismo está alicaído, desanimado, deprimido. Y es que, por un lado, comprobamos que seguimos teniendo al mismo carnicero dirigiendo nuestro servicio médico, lo que nos merma una plantilla que nos cuesta más de lo que podemos permitirnos. Y, por otro lado, el CTA, una semana más, se demuestra que no está a la altura de la categoría. Con todo el respeto del mundo a árbitros como Ais Reig o Fuentes Molina, pero el colectivo en general ha bajado mucho el nivel. La aparición del VAR ha hecho que los árbitros dejen de darlo todo para favorecer el espectáculo. Necesitamos la Junta ya para poder canalizar nuestra rabia e impotencia.

 

En esa asamblea de socios nos tendrán que responder a una pregunta ¿qué hay de la nueva ciudad deportiva? Buñol nos limita mucho como club y nuestras posibilidades de crecimiento, hemos de dar un paso adelante y poder sacar jugadores provechosos, como han sido Pepelu, ahora a las puertas de la selección, o Fran Manzanara, triunfando en un Racing de Ferrol en playoff. Pedro Lizondo elaboró un plan financiero gracias a la doble vía de financiación de la ciudad deportiva (EdR y CVC), que tendrá que explicar el Consejo por qué no se lleva a cabo.

 

En definitiva, el levantinismo, herido, pero nunca muerto, tiene muchas preguntas de las que necesita respuesta inmediata. Sin embargo, en vista de los acontecimientos internos del club, tiene pinta de que solo obtendrá una: que Quico no irá a la Junta. Que Quico no es tan valiente como para dar la cara ante la cruda realidad del más estrepitoso de sus fracasos: la ruina económica del club de los valencianos.

Comments


bottom of page