top of page
  • J.M.Vázquez

Una nueva "final", marcada por el miedo a perder

La carrera por el ascenso se traslada a Las Palmas, donde se cruzan dos de los equipos menos en forma de la categoría. La mala racha genera en ambos la necesidad de sumar para no descolgarse por el ascenso. Hoy conocemos a nuestro próximo rival: La UD Las Palmas.

 

Punto de inflexión

 

Se enfrentan los dos jugadores más regateadores de Segunda: Pejiño, con 135, se las ve con De Frutos, segundo con 127. Aunque en los últimos encuentros el centrocampista diestro amarillo sale desde el banquillo, estamos ante uno de los grandes duelos de la jornada.

 

Dudas en Las Palmas

 

El Levante visita el estadio canario en el peor momento de un equipo local con muchas dudas. La ausencia del capitán Jonathan Viera, que vio la quinta amarilla en el descuento del último encuentro, es una baja muy importante en el conjunto amarillo. Nadie duda de su peso en el funcionamiento del colectivo. Él es quien marca el ritmo del juego, aporta la imaginación y se carga el equipo a sus espaldas. El míster Garcia Pimienta no tiene fácil encontrarle un sustituto que lleve la manija del equipo. También son baja Óscar Clemente, Andone y Vitolo, expulsado la pasada jornada.

 

Un partido clave

 

El técnico canario es consciente que el partido es clave para el futuro de ambos equipos y lo va a plantear “con más prudencia y sin arriesgar tanto” tras encajar dos derrotas “muy duras” en las dos últimas jornadas, con seis puntos de 21 posibles y un triunfo en siete jornadas. Como el Levante con siete de 21. “Tenemos que volver a convertir nuestro estadio en un fortín”, ha declarado. Los dos “Uniones Deportivas” llevan rachas negativas similares y son conscientes que todavía se mantienen en el grupo de candidatos al ascenso porque el mal de altura producto de la presión y el vértigo, está afectando a todos.


 

Los antecedentes, del lado granota

 

Desde que Las Palmas abandonara el Estadio Insular en 2003, el Levante ha seguido frecuentando los viajes a la isla, que normalmente han sido fruto de victorias granotas. En los cinco enfrentamientos en el Estadio de Gran Canaria, los granotas se han impuesto en cuatro ocasiones. La otra terminó en empate 0-0, en la temporada 2015-16.

 

El regreso a Primera, cada vez más cerca

 

Las Palmas, vigésimo clasificado en la clasificación histórica de Primera, lleva años sin asentarse en la categoría de oro. La presente temporada ha transmitido una oleada de ilusión ante la posibilidad de volver a pisar el escenario de Primera, algo que solo han hecho cuatro veces este siglo. La udé se afianza cada vez más entre los equipos mas potentes de Segunda, lo que hace prever que mas pronto que tarde volverán a Primera.

Comentarios


bottom of page