top of page
  • Aristotelicando

No mires que molesta

Otros clubs nos enseñan que otro modelo es posible, aunque a algunos les moleste.

Un colega me comentaba el otro día que a veces es mejor poner menos dinero y trabajar con profesionales de verdad. «No me des pasta para un Ferrari, que lo que yo quiero es una furgoneta de reparto y al repartidor» me decía. Y es que, en ocasiones, por exceso de agradar y por el postureo, acabas dejándote un pastizal en algo que es infructífero. Algo así pasa con nuestro club.


Cierto escritor y columnista me llamó ingenuo el otro día por querer un club profesional y sostenible ¡qué barbaridad se me ocurrió! ¿Cómo osé en poner en duda el statu quo? No vaya a ser que justamente se vayan aquellos que se han encargado de mimar, amamantar y controlar a la prensa que gira alrededor de la actualidad del club. Pero alguien tenía que analizar los ingresos y gastos de nuestros competidores para ver si otro modelo de gestión es posible.

Cierto escritor y columnista me llamó ingenuo el otro día por querer un club profesional y sostenible ¡qué barbaridad se me ocurrió! ¿Cómo osé en poner en duda el statu quo?

¿Cómo íbamos a bajar más los sueldos de la plantilla? Contando la seguridad social estarán en una cifra alrededor de los 13 millones, cantidad por cierto, muy superior a la gastada por la UD Las Palmas el año pasado para conseguir el ascenso a segunda división. Al igual que es infinitamente superior a la masa salarial de la que dispone el Real Zaragoza y que lidera, de momento, la tabla de la clasificación con puño de hierro. Y es que algunos aún están anclados en la máxima del DD naranjero «Quant més salari, millor». Como se nota que ellos no pagan el pastel.

Reconozco que el préstamo participativo no es un instrumento financiero a la orden del día, y que el aficionado medio (ni el periodista medio) ha de saber su realidad en los mercados, y puede que, entono el mea culpa, no me haya explicado del todo bien. Lo intentaré hacer en esta ocasión mejor. Los créditos de capital riesgo sirven para financiar a esas entidades que no tienen un historial que permita confiar en sus resultados, eso hace que estos créditos se muevan entorno a las dos cifras en la tasa de interés o el 9% en el mejor de los casos. Los préstamos participativos, a parte de generar sus propios intereses, tienen la peculiaridad de que si no son satisfechos se convierten en acciones, en este caso haciéndose con el control total del club, sin tener que pasar por ningún proceso de venta donde hubiera competidores y socavando los derechos de los accionistas minoritarios, cuestiones menores sin importancia parece ser, y es por ello que se suelen situar, a día de hoy, en un interés alrededor del 4,5%, interés por cierto que era el que ofrecía el sr. Boluda.

Los préstamos participativos, a parte de generar sus propios intereses, tienen la peculiaridad de que si no son satisfechos se convierten en acciones

Puede que el hacerse con el control de un club centenario, con una buena masa social, teniendo en propiedad el estadio y por tanto su capacidad de explotarlo, teniendo en propiedad también una ciudad deportiva, no sea tan importante para algunos, pero, espero que se me pueda perdonar, para mí sí. Para algunos da igual pagar 2M en intereses o pagar 2,75M ¿a quién no le sobran 750.000 euros anuales? Me vais a perdonar, pero a mí me gustaría que los gastos financieros de mi club estuvieran en la línea al del resto de la competición.

Hay quien quería crucificarme por mis opiniones vertidas en el último artículo de opinión bajo el epígrafe “Este hombre es culpable de querer cargarse la cantera”. Es una acusación que difícilmente podría sostenerse pues quien me conoce, y en este mundo todo el que ha querido tomarse una Coca-cola conmigo lo ha hecho, aquí o en Alcoy, bien sabe que soy un enamorado de las categorías inferiores. Pero parece ser que llamar a la racionalización del gasto no gusta a muchos. Parece que el Real Zaragoza, con muchísimo menos de la mitad de gasto que nosotros, carece de buena cantera. Seguramente que su formación titular esté integrada por 7 canteranos o que en los últimos años haya generado 21 millones en ventas a pesar de estar en segunda división, y que lleve más de dos años con algún canterano en el once es fruto del azar y la buena fortuna, puede incluso que de la intervención de la Pilarica, porque ya se sabe que lo importante es el dinero que te gastas y no el que generas ¿era esa la idea, no?

Para algunos un proyecto deportivo se resume en dinero, otros creemos que es mejor apostar por la proyección

Parece que la UD Las Palmas, con casi la mitad de gasto que nosotros, carece de buena cantera. Seguramente Pedri, Moleiro, Herzog, Killane, Viera, Roque o Vitolo entre tantos otros son fruto de la casualidad. Para algunos un proyecto deportivo se resume en dinero, otros creemos que es mejor apostar por la proyección. A algunos, he de reconocerlo, nos extraña que aquel que en 2016 escribía en el Levante EMV acerca de que un drama de la cantera era que «entre los futbolistas abunda el engolamiento, la petulancia y el narcisismo» se oponga ahora en recortar el salario de estos jóvenes que aún no han demostrado nada en el mundo futbolístico. Por cierto, estimo con todo mi corazón a Marc Pubill, e Ignasi y Anna son unas maravillosas personas que verdaderamente han sabido conectar con lo que es el levantinismo, pero considerar canterano a quien vino con 17 años y solo habiendo jugado 1 año en las categorías inferiores… Puede parecer algo tramposo.

Verdaderamente algunos estamos locos por pensar que en época de vacas flacas hay que abrocharse el cinturón, si todo el mundo sabe que cuando te despiden del trabajo y estás varios meses sin ingresar un solo euro, lo mejor que puedes hacer es irte a tomarte una buena mariscada, que no se diga que es per diners, «això ho pague jo». ¡Que locura más grande es hablar de la racionalización del gasto en secciones profundamente deficitarias y que apenas causan afición!. Y es que está muy bien hablar del futbol femenino, pero lo que se necesita es que algunos paguen por verlo, aunque sea solo los que hablen de él.

Estamos locos por pensar que hay que abrocharse el cinturón, si todo el mundo sabe que cuando te despiden del trabajo lo mejor es irte a tomarte una buena mariscada

Yo entiendo perfectamente que debe dar rabia que las cuentas anuales del resto de equipos con los que compartimos categoría se puedan consultar, porque de esta manera algunos podemos ver modelos de gestión diferente. Y vemos como equipos, que hace nada también estuvieron en Primera División como el Leganés o el Huesca, no se llegan a gastar ni una octava parte o ni casi una tercera parte respectivamente, de lo que se gasta nuestro club en personal no deportivo. Y ahí los ves, no los han expulsado de la competición por tacaños o piojosos. Puede que hayan encontrado una forma más eficiente de gasto, y hayan creído conveniente externalizar ciertos servicios en agencias de comunicación, o la venta de productos en tiendas multimarca, como también hace Osasuna por cierto. Aquí, si se produjera un proceso de externalización parecido, podríamos contar además con grandes artistas en el campo del diseño y la comunicación corporativa como puede ser @VentdLlevant.

Y si la transparencia de nuestro club fuese mayor, aún podríamos desgranar más vergüenzas de nuestras cuentas, y es que nuestras cuentas no desgranan el apartado de “otros gastos”, como sí lo hacen las del Real Zaragoza, las CD Leganés o la SD Huesca, donde podemos ver hasta el gasto en los desplazamientos del equipo; y también se desgranan, aunque en menor medida, las de la UD Las Palmas. Siendo una cuenta de muchos millones sería conveniente saber a qué se destinan, pero seguro que en levantinismo sería fácil encontrar a algún periodista capaz de defender a capa y espada la idoneidad de no hacerlo, no vaya a ser que se quede sin invitación para la próxima cena.

Hace unos años no era extraño encontrarse con titulares tan poco afortunados como «tanto la quería que la mató»; hoy de ciertos columnistas del Levante UD se podría escribir «tanto lo quería que lo disolvió». Cuanto antes nos demos cuenta de que para evitar la causa de disolución y sanear el club hay que empezar a recortar, antes nos empezará a ir mejor. Eso sí, sin ningún tipo de acritud.

Comments


bottom of page