top of page
  • Alejandro M.V

De tres en tres y el Levante tirará otra vez

El mejor Levante de la temporada firma una excepcional eliminatoria, vuelve a ganar por goleada y se jugará el ascenso ante Eibar o Alavés


Así sí. Por fin vuelve el Levante que tanto anhelaba Orriols. Un Levante ambicioso, pero con experiencia y oficio para controlar los partidos. Un Levante entregado, que sufre, que remonta y que duerme los encuentros. Un Levante que combina o que contragolpea. Un Levante en el que los canteranos son los líderes del equipo. Un Levante sólido, con hambre, que muerde y que ahoga al rival en su área. Un Levante que rabia y que hace rabiar. Un Levante ante el cual nadie se quiere enfrentar. Un Levante feo, eficaz y dominante. Un Levante que conecta con el Ciutat de València. Y así, la ola, el himno a capela, la mascletá prepartido, las luces en el estadio o lo que haga falta.


El Levante se encuentra en su mejor momento de la temporada. Cuando ya parecía que jamás alcanzaría esta versión tras los tropiezos ante el Tenerife y el Ibiza, Calleja ha sabido darle la vuelta a un equipo que hace apenas unas semanas deambulaba por los campos, sin ideas más allá del balón parado y los tiros lejanos. Sin embargo, hoy el Levante es un equipo que cree en lo que hace y que ve el ascenso a la vuelta de la esquina.

Calleja ha conseguido cambiar por completo la cara del equipo, tanto a nivel colectivo como individual. ¿De Frutos es el mismo? ¿Cuánto ha mejorado Pubill a lo largo de la temporada? ¿Dónde están las famosas cantadas de Femenías? ¿Por qué Iborra ya no corre a x0.75? ¿La pareja Postigo-Pier ha vuelto a la 16-17? ¿O es el carisma de Brugué el desencadenante de todo esto? Sea como fuere, los granotas encaran los dos partidos más importantes de la temporada en un estado pletórico. Por fin ha dado un golpe sobre la mesa, ha cerrado una eliminatoria que se preveía ajustada con un 1-3 y 3-0 y camina firme a Primera División.


Sin embargo, tras el disfrute de esta noche vuelve a tocar abrocharse el cinturón, apretar el trasero y hacer fuerza entre todos. Que la victoria no produzca espejismos, queda lo más importante, el ascenso pasa por el Ciutat y puede que todo el sufrimiento ahorrado ante el Albacete haya que padecerlo el fin de semana. Ya estamos en la línea de meta, pero hay que dar ese último empujón.

bottom of page