top of page
  • Alejandro M.V

Punto para aprender

El Levante UD firma una gran primera mitad, se olvida de jugar a fútbol tras el gol y termina regalando un empate en el último minuto


"Se veía venir"; "Somos unas madres"; "No sabemos perder tiempo"; "Qué ingenuos"; "Nos falta oficio"; "El equipo se hunde en la segunda parte"; "No dominamos el área"...


El Levante hoy puede recibir críticas muy variadas y seguramente ciertas. Sin embargo, que un gol en el minuto 90 no opaque la visión de un equipo en clara línea ascendente, con una confianza al alza y que ante Las Palmas firmó una de las mejores primeras partes de la temporada.


El Levante salió a morder, a imponer su juego y encerrar al rival. Fruto de ello llegaron las dos ocasiones más claras del partido. Poco a poco Las Palmas se fue encontrando en el campo: Viera puso en evidencia la velocidad de Iborra y los centrales amarillos las limitaciones de Soldado con balón. No obstante, el Levante dominó y supo conectar sus piezas: Campaña, Martínez, Ibáñez y De Frutos. Es cierto que por momentos el equipo echó en falta a Pepelu, Montiel y Bouldini, pero ello no impidió disfrutar de una gran primera parte.

El gol cambia la actitud

Sin embargo, todo varía el gol. El Levante UD se hundió. Pasó de jugar más cerca del área rival a la nuestra, huyó de posesiones largas, jugó en largo y evitó las triangulaciones. Capítulo aparte los cambios: Cantero sigue más verde que el césped y Wesley desquiciado por su falta de gol. Quizás el partido pedía más la entrada de Montiel que la de Brugué (o la de ambos y agotar los cinco cambios). La llegada de un jugador que escondiera la pelota podría haber permitido respirar al equipo.


Sin embargo, los “y si” pueden ser tan largos como las críticas. El Levante de Calleja todavía no conoce la derrota, se consolida en la zona noble y se sigue mostrando como un equipo sólido (4 goles recibidos en 6 partidos). Toca ver la cara buena de un equipo que ha hecho recuperar la ilusión al levantinismo, quedan muchas batallas por delante y en Lugo el equipo volverá a aspirar a ocupar plazas de ascenso directo.

bottom of page