top of page
  • J.M.Vázquez

¿Por qué han crecido los abonados del Levante?

Analizamos el crecimiento de la masa social granota en los últimos años en comparación a la del resto de equipos de España

A todos nos sorprendió que el Levante, después de la aburrida temporada y el catastrófico final, superarse la cifra de abonados inicial de la temporada pasada. Es obvio que en los últimos años el número de aficionados granotas ha crecido pero, ¿el crecimiento de la masa social es un fenómeno extraño o es lógico comparándolo con el resto de clubes?

En la temporada 2012-13 el Levante jugó Europa League. Ese año llegó a 16.500 abonados con un precio medio de abono de 185 euros. Más de una década después, en el peor contexto de los últimos años, se han superado los 15.000 abonados, a un precio medio por abono de 168 euros. Por el camino, la masa social granota ha ido creciendo. Esto se lo atribuimos principalmente a la acertada campaña de abonados tras el descenso de 2016, en la que un abono apenas costaba 138 euros de media, con el compromiso del club de regalar el del curso próximo en caso de ascenso. Esa temporada se cifró el récord de abonados en Segunda: 15.500 (aunque las asistencias eran más bajas que esta temporada), y en las siguientes se batieron todos los récords históricos del club, alcanzando el máximo en la 2018-19, con 22.589 abonados. La fórmula tuvo éxito pero, ¿realmente ha sido eso tan decisivo? Para analizarlo hemos comparado los abonados de la temporada 2016-17 en Segunda división con los del presente curso.

CLUB

TEMP. 2016-17

TEMP. 2023-24

Levante

15.500

15.000

Valladolid

11.400

21.849

Tenerife

9.100

15.000

Elche

9.500

18.000

Zaragoza

21.200

28.882

Huesca

3.400

7.257

Deportivo de la Coruña

25.000 (1ª)

28.346 (3ª)



Ese año hubo 57.400 menos abonados en Segunda que este. Además, en Primera la dinámica es similar ya que el año pasado se superaron los 11 millones de espectadores en total, las cifras más altas desde que hay registros. Esta temporada ninguno de los clubes de la máxima categoría ha bajado el precio de sus abonos, y aun así todos han superado el 90% de renovaciones. Cinco de ellos han llegado a batir su récord histórico (Real Sociedad, Betis, Cádiz, Atlético y Osasuna). LaLiga “EAsports” cuenta con más de 530.000 abonados este año (26.500 por club), y la “Hypermotion” con 243.000 (11.500 por club). En Primera RFEF también se han batido récords, ya que por primera vez seis equipos han superado los 12.000 abonados. El caso del Depor es especialmente llamativo, al haberse quedado a menos de dos mil de batir su récord histórico.

Todo esto sucede mientras el fútbol sigue subiendo sus precios, tanto en la televisión como en vivo. Los datos de Statista revelan que cada seguidor de un equipo de Primera se gasta al año en torno a 796 euros en su pasión, y los más fanáticos hasta 1.047 euros. Sin embargo, mientras crecen las críticas hacia el “fútbol moderno” la demanda aumenta año a año. Lo más increíble del notable aumento de la asistencia al fútbol es que se ha sido después de la pandemia, en la que se pensaba que la afluencia a los eventos deportivos se reduciría. Así lo veía Lendoiro, histórico presidente coruñés: “Pienso que no serán pocos los equipos que sufrirán una merma considerable de abonados cansados de aguantar las impertinencias de los que mandan y toman tanto las decisiones deportivas como las sanitarias".


Algo similar sucede con el merchandasing deportivo, que cada vez vende más a pesar de sus disparados precios. No solo eso, sino que los clubes han llegado a crear líneas de marca con su imagen. Al mismo tiempo se dice que el fútbol pierde aficionados jóvenes cada año. Se llegó a comparar con la “Kings League”, aunque esta ha caído a menos de la mitad de su audiencia en solo un año, mientras que LaLiga sigue encontrando consumidores aun con sus disparados precios. Según Angelli, presidente de la Juventus, al 40% de los jóvenes entre 16 y 24 años ya no les interesa el fútbol. No obstante, cada vez son más los clubes que habilitan sus fondos para dar cabida a las crecientes “Gradas de animación”. En el caso del Levante, por ejemplo, esta temporada se han ampliado las localidades de la grada “Levante Fans”.

La conclusión es que, por mucho que se critique al futbol moderno, jamás el futbol había sido tan seguido y popular en España como lo es ahora. La gente cada vez está dispuesta a pagar más por verlo y los clubes siguen creciendo en masa social. La pregunta es si en algún momento esta burbuja explotará y el seguimiento caerá en picado.

Comentários


bottom of page