top of page
  • Alejandro M.V

Personalidad y sufrimiento para reencontrarse con la victoria

El Levante domina en una gran primera mitad y sufre en la segunda, pero se lleva tres valiosísimos puntos bajo la batuta de Pepelu y Joni Montiel


Ordenado y con carácter. Miñambres planteó un clásico 4-2-3-1 en Anduva con un equipo disciplinado y dominante en la primera parte y agazapado y directo en la segunda. El Levante UD realizó un partido con mucha personalidad ante el Mirandés. El director deportivo cambió la cara de un equipo desnortado en los últimos partidos que, por fin, parecía saber a qué jugar.


Portería 0, seguridad de los centrales, dominio en el centro con un Pepelu y Montiel estelares y la habitual falta de chispa ofensiva. No se vio un equipo nuevo en Anduva, pero sí un equipo que sabía a qué jugar. Son sigue sin saber centrar y mostrando inseguridad, De Frutos continúa sin ser él mismo de otras temporadas, seguimos fallando penaltis y Moraes está desquiciado en busca de su primer gol. Pero, al contrario que contra Tenerife y Villarreal B, en Miranda fue la fuerza del equipo la que se llevó el partido, y no la calidad de jugadas individuales.

Por otro lado, la suerte que en otros encuentros no se tuvo, sí que apareció en Anduva: delantera rival inocente, penalti dudoso y repetición todavía más. Lo que unos días te quitan, otros te los dan. Y no se me ocurre mejor momento. El Levante UD rompe una racha peligrosa, escapa de los puestos de descenso y tiene ante sí la oportunidad de sumar +6 en casa ante el Leganés.


El próximo entrenador ha visto que hay mimbres sobre los que construir. Falta ir ajustándolos porque otros rivales no fallarán tanto. Pero este es el camino a seguir. Es cierto que se sufrió demasiado en un partido que estaba controlado, que los cambios restaron y que Cárdenas titubeó con el peligro, pero también que el Levante puede ser ese equipo ordenado y con carácter que lleva muchas temporadas sin ser, que se puede ganar sufriendo y con el empuje de hombres y no de nombres. Esto se empieza a parecer al Levante que queremos ver.

Comments


bottom of page