top of page
  • Alejandro M.V

Mismos problemas, nuevos interrogantes

A la fragilidad defensiva se le suma la falta de chispa ofensiva

Orden y disciplina. Si algo podemos destacar de una primera jornada que plantea más interrogantes que respuestas es que Nafti quiere un equipo duro, físico y muy compacto por el medio. El bloque central del equipo de ayer (Alex Muñoz, Postigo, Rober Pier, Pepelu, Iborra, Melero y Moraes) así lo demuestra: 1,86 centímetros de media y jugadores muy posicionales. Parece que el tunecino apuesta por un equipo aguerrido y fuerte a balón parado, aunque Son y Pepelu no estén precisos en los lanzamientos.


Sin embargo, la habitual debilidad de los defensas no permite mantener esa teórica fiabilidad defensiva. Son los mismos jugadores del Levante UD de los últimos años, pero ante un rival inferior. Y no queremos jugar a los adivinos, pero da la sensación de que si la SD Huesca hubiera apretado un poco más, Cárdenas no habría tenido un partido tan cómodo.


A la fragilidad defensiva se le suma la falta de chispa ofensiva. El propio sistema limita la capacidad creativa del equipo. Sin extremos abiertos y sin jugadores imaginativos, el potencial ofensivo se limita al balón largo a Moraes, las conducciones de Brugué y a las carreras de los laterales en búsqueda de unos centros que urge practicar en Buñol.

El propio sistema limita la capacidad creativa del equipo. Sin extremos abiertos y sin jugadores creativos, el potencial ofensivo se limita al balón largo.

Quedan 41 jornadas por delante, pero el 5-3-2 no parece el planteamiento más ambicioso para lograr un ascenso directo, que en las últimas 5 temporadas estuvo en los 77 puntos de media (el Levante UD en la temporada 16-17 logró 84). Sin embargo, a falta de refuerzos y de cerrar algunas salidas necesarias, quizás este esquema es la única vía para lograr formar el equipo compacto que vimos ayer en algunos momentos.


Al contrario que en la SD Huesca, en el Levante UD los cambios restaron más que sumaron. Falta todavía mucho rodaje y, sobre todo, incorporar a la dinámica del equipo jugadores diferenciales que desatasquen los partidos. Ante la baja de Brugué la próxima jornada, hay que ver si los Cantero, Pablo Martínez o Rober Ibáñez son capaces de desequilibrar partidos cerrados. Ayer Jony Montiel, “el Rochina de Vallecas”, fue el que más cerca estuvo con dos disparos lejanos.

Falta todavía mucho rodaje y, sobre todo, incorporar a la dinámica del equipo jugadores diferenciales que desatasquen los partidos

Queda toda la liga por delante y en las próximas jornadas veremos el rumbo que toma el equipo de Nafti. El camino va a ser muy largo y el equipo está por cerrar. Paciencia. Aunque las declaraciones del míster en rueda de prensa: “No puedo pedir más a los chicos en una primera jornada”, no resultan del todo tranquilizadoras.


bottom of page