top of page
  • J.M.Vázquez

El rival: Todo lo que debes saber del Burgos

Levante y Burgos llegan a la Jornada 25 en puestos de playoff, con solo dos puntos de diferencia entre sí y con el ascenso directo a tiro de piedra. El Burgos, equipo revelación de la temporada, va a seguir fiel a su estilo pese al reciente bajón de resultados, con la fortaleza defensiva como principal argumento para ganar partidos.

 

Partidos ''de los que hacen afición''

 

Burgos y Levante se enfrentaron en la jornada 7. En aquel momento el contexto era otro: El Burgos era el único equipo europeo que no había encajado ningún gol, y el Levante de Nafti deambulaba en mitad de tabla. 17 jornadas después, los burgaleses siguen siendo el equipo con menos goles encajados de la categoría (14) apenas tres menos que el Levante, el tercer equipo menos goleado con 17 goles en contra. Además, el Ciutat es uno de los estadios donde menos goles se han visto hasta ahora, solamente 1,6 por partido. La cosa promete.


 

Bocadillos de mortadela

 

El Burgos se construyó a través de la solidez defensiva, algo que no ha cambiado. El 5-4-1 sigue siendo la alineación preferida de Julián Calero, con Grego Sierra, Elgezabal y Aitor Córdoba como centrales casi inamovibles y Jose Antonio Caro en portería. Esta fórmula les valió para llegar a puestos playoff en la jornada 9, posición que aún mantienen 15 jornadas después. Como ha explicado el propio Julián Calero, han llegado hasta aquí comiendo bocadillos de mortadela, algo que no van a cambiar ahora.

 

¿Opciones reales de ascenso?

 

El Burgos se está consagrando como el equipo revelación de la categoría hasta ahora, pero la buena temporada no quita que no estén en su mejor momento. Solo han ganado un partido de los últimos seis. Además, las estadísticas no les avalan: el Big Data señala que solo hay un 33% de posibilidades de que acaben en posiciones de promoción al final de la temporada.

 

Sus últimas visitas al ciutat

 

Burgos y Levante sientan pocos precedentes en común. Los burgaleses solo han visitado cuatro veces el Ciutat de Valencia, solo una en este siglo. Los partidos, solo jugados en Segunda división, dejan un balance de dos victorias granotas, un empate y una victoria visitante, siempre con resultados cortos. El último, disputado hace más de veinte años, en 2002, culminó con un 0-0 que dejó al Levante moribundo en última posición, aunque los impagos burgaleses hicieron que al final de esa temporada fueran ellos quienes descendieran en lugar del Levante



bottom of page