top of page
  • Redacción

El mejor 11 histórico del Levante para... Carlos Ayats


Portería

Keylor Navas. Durante una década fue el portero con mejores reflejos del mundo. Jamás tuvo el compromiso con el escudo de Mut o Barrie, pero su nivel está fuera de toda discusión. Su temporada 2013-14 ofreció el mayor nivel bajo palos que, posiblemente, haya mostrado un portero del Levante en toda su historia. Es el único portero que ha defendido la elástica granota en Europa.


Defensa

Central: Juan Puig. Junto a Dolz, uno de los dos incomparables ‘One Club Man’ de nuestra historia. Centrocampista, defensa, líder, jugador-entrenador, míster y levantinista por encima de todo y para que lo hizo falta en cualquier momento. Pieza clave del Levante FC de las décadas de los 20 y 30, fue el primer entrenador de la UDLG y del Levante UD, al que volvería de nuevo en la 49-50. Mito indiscutible de nuestra historia.


Central: Vicente Camarasa. Capitán y líder del primer ascenso a la élite de nuestra historia, ni siquiera la fiebre pudo apartarle de llevar el brazalete aquella mágica eliminatoria contra el Dépor de Lelé. 7 temporadas vistió con orgullo y casta las barras azulgranas de nuestro clásico jersey, primero como centrocampista y, después, como defensa.


Lateral izquierdo: Ventura. Icono durante más de una década del Gimnástico FC, El Caballero del Balón (apodo con el que fue conocido en la época) fue un ejemplo de compromiso, honestidad y lealtad a sus colores (jamás vistió otra camiseta). Lateral zurdo de gran fortaleza física y colocación impecable, capitaneó al equipo ganándose el respeto de compañeros y rivales por su nobleza y deportividad. Reza la leyenda que, pese a romperse un brazo en un derbi ante el Valencia, siguió jugando sin aparentar la más mínima muestra de dolor.


Lateral Derecho: Antonio Calpe. Leyenda absoluta. Icono de la saga más destacada y longeva de la historia del Levante UD, como futbolista fue un adelantado a su tiempo. Defensa bravo y combativo, su sensacional manejo del balón le permitía ejercer de creador de juego cuando percibía la necesidad. Se fue al Real Madrid para ganar la Copa de Europa y no le importó regresar al barro de Tercera para defender los que siempre fueron sus colores. Eterno.


Mediocampo

Mediocentro: Pepelu. Futbolista de un talento descomunal, la afición granota pasó años esperando su ansiada aparición en el primer equipo. Tras una década de esfuerzo y pese al maltrato recibido en ocasiones por quienes debían cuidarle dentro del club, sus ganas de triunfar en el Levante le hicieron llegar a la élite, donde pronto llamó la atención de otros clubes. Su continuidad en el Levante es una de las victorias más grandes de la afición. Organizador brillante y recuperador espectacular, es el presente y debe ser el futuro icono del club.


Mediocentro: Vicente Iborra. Símbolo del amor a nuestros colores, el Soldado Universal creció en la cantera granota y, tras 6 temporadas en el primer equipo, se marchó a seguir siendo referente y capitán del Levante incluso defendiendo otras camisetas. Centrocampista de carácter, gran inteligencia táctica y poderoso juego aéreo, su regreso ha sido el más deseado de la historia del club. Líder incomparable.


Mediapunta: Riverita. Futbolista mágico. Bandera del retorno a Primera 39 años después (marcó 11 goles esa temporada pese a jugar de medio), dejó una huella imborrable en las apenas 3 campañas que defendió nuestros colores. Centrocampista de una elegancia superlativa, creador, recuperador, marcaba como nadie el tempo del partido. Tenía tanta clase que, perfectamente, podía (y debió) haber jugado con sombrero.


Delantera

Extremo izquierdo: José Javier Barkero. La mejor zurda que he visto defender nuestra camiseta. Poseedor de una calidad técnica y una visión de juego únicas, bajo la batuta del Mago, del verdadero y único 7 de España, disfrutamos el mejor Levante de toda nuestra historia, el de las 7 victorias consecutivas y el liderato de Primera División. Su honesto adiós es una lamentable mancha en nuestro no tan limpio y honroso historial. .


Extremo derecho: Ernesto Domínguez. Primer (y hasta hace un par de años, único) internacional absoluto con España de nuestra historia mientras defendía los colores del Levante UD, El Galgo de Vallejo fue un futbolista de una calidad excepcional. Elegante, rápido, excelente regateador y gran definidor, Domínguez fue clave para el ascenso del 63, autor del primer gol en la máxima categoría de nuestra historia y también, del golazo que nos dio el triunfo en el primer derbi en Vallejo.


Delantero centro: Arouna Koné. Potente, buen regateador, generoso (tanto a nivel de esfuerzo como de asistencias) y gran definidor. De todos los grandes delanteros que ha tenido el Levante a lo largo de su historia -Gaspar Rubio, Escrivà, Wanderley, Caszely, Quini, Salillas, Caicedo…-, el mejor. Prodigio físico de la naturaleza, Black Power marcó 17 goles (15 en Liga, récord en una sola temporada de nuestra historia en Primera) porque, si marcaba uno más, hubiera tenido que volver a Sevilla (y perder el 50% de un suculento traspaso como agente libre). Mítico. Inolvidable.


Entrenador

Paco López. El hombre que nos liberó de cualquier complejo. Cogió un equipo muerto y lo resucitó haciéndole creer invencible. Firmó una racha inicial mágica de 25 puntos de 30 y nos regaló una época incomparable, donde íbamos al Bernabéu pensando que podíamos ganar… y ganábamos. El mejor fútbol de nuestra historia lo jugamos bajo su batuta. Agradecimiento eterno.

bottom of page