top of page
  • J.M.Vázquez

El Levante gana "con la gorra"

Miñambres nos sorprendió a todos, quizá incluso a él mismo, sacando la mejor versión del Levante contra el Sporting. Estas son las claves del partidazo de los granotas.



 

Champagne del caro

 

Después de testearlo en Oviedo, Miñambres salió con un ambicioso 3-5-2. El riesgo de jugar sin Oriol Rey, formando un trivote de perfil ofensivo en medio, fue un éxito desde el principio. Pablo, Carlos y Lozano lograron asociarse con velocidad y movilidad, siempre con la vista puesta en la portería contraria. Pablo no tuvo problemas en caer hacia las bandas para generar espacios, y el Sporting dio sensación de ir un paso por detrás en todos los ataques granotas. Además, Andrés y Brugué le imprimieron ritmo al ataque, con Iván y, sobre todo, Fabrício, geniales en las llegadas. Le salió todo a un Levante irreconocible, con todos los jugadores en su mejor versión. Pese a que se resolvió por la mínima, el partido pudo acabar en goleada granota. 


 

Al ritmo de Fabrício

 

Caño, regate en velocidad, desborde, cuerpeo... Fabricio se las sabe todas. Cada vez que tiene la pelota, parece imposible que la pierda. El Levante lo sabe, y todas sus jugadas de peligro pasan por sus pies. La diferencia entre él y el resto de los delanteros es tétrica. Gracias a su pulmón, cualquier despeje se puede convertir en un contragolpe. Además, la gran lectura de sus desmarques por parte de los compañeros propició que gozase de tres ocasiones claras de gol. Solo le faltó anotar para cerrar el partido perfecto. Fabrício es el maná de este equipo. 


 

Defensa de lujo

 

También hay que hacer mención a la faceta defensiva, donde el equipo no concedió nada al Sporting. La mayoría de los balones divididos cayeron del lado granota, y el Levante encontró un gran premio en la presión tras pérdida, especialmente gracias a Andrés e Iván. Además, no echó de menos a un cuarto defensa por la solidez de Dela y Álex. Este último, además, se llevó el premio del gol. En su debut, Maras también estuvo impecable. En resumen, los granotas se mostraron impolutos atrás, anulando a un apagado Sporting.  

 

Esperanza

 

Nadie esperaba esto. En una tarde que se presagiaba amarga, el Levante brindó la mejor de las sorpresas a su afición. No solo por la victoria, sino por la sensación de dominio que transmitió el equipo contra uno de los mejores de la categoría. El Sporting no gana en el Ciutat desde el año 2000. El Levante sigue lejos del playoff y más aún del ascenso directo, pero este partido es una bomba de ilusión para la parroquia granota. A lo mejor Miñambres es buen entrenador y todo.  


M.V.P: FABRÍCIO

BANQUILLAZO: ORIOL REY

VAYA DÍA: GIORGI

Todo dicho, hace lo que quiere.  

Primera no titularidad desde el 3 de octubre

Nos guste o no, Giorgi es un rottweiler. Esta vez le pasó factura. Vio la roja a los 13 minutos de salir al campo.  









Comentarios


bottom of page