top of page
  • Alejandro M.V

A portería vacía con… PAU BALLESTER


Qué significa ser del Levante UD para ti: Ser del Levante es una forma de vida. Un sentimiento que, como a la gran mayoría de levantinistas, nos acompaña desde que éramos pequeñitos y con el que hemos vivido toda nuestra vida. Ser del Levante es un pilar más en nuestra vida, como puede ser la familia o el trabajo.


¿Cómo te hiciste del Levante? Soy de la calle Flora, que está a la entrada de la calle Alboraya, junto al antiguo estadio de Vallejo. Por proximidad geográfica mi familia era del Levante.


Tu mejor recuerdo en el Ciutat: Es difícil quedarse con uno. Pero recuerdo con mucha emoción el ascenso contra el Castellón por la gran cantidad de niños que saltaron a la Invasión. En ese momento ví que el Levante tenía, en cierta manera, asegurado su futuro. Me emocionó mucho, pensé que el siglo XXI podría ser un hito que marcara la historia del Levante. Fue la consolidación del Levante. Durante muchos años era muy difícil ver a un niño con la camiseta del Levante en el colegio y ahora la gente las pasea con orgullo y con el sentimiento que nos caracteriza.


El jugador que más te haya marcado: No me gusta poner la mano en el fuego por ningún jugador. El fútbol ha cambiado mucho. Diría tres jugadores, de diversas etapas de mi vida: Caszely por lo que impresionó su fichaje; Latorre, que estuvo en los años difíciles, y Ballesteros. A partir de ahí, no tengo ningún jugador que haya sido un icono para el Levante. De todos modos, el fútbol ha cambiado mucho. Que los jugadores hablen de sentimientos… Me hace mucha gracia cuando se besan el escudo. El escudo lo besamos los aficionados.


Para ti el gol más importante de la historia del Levante ha sido… El de Rubén Suárez contra la Real Sociedad que nos situó líderes de Primera División por primera vez en la historia. Otro gol que me causó una gran alegría fue el segundo gol de Morales contra el Valencia en una victoria 2-1 en casa. Por último, el de Roger en la prórroga contra el Villarreal en Copa del Rey. La lástima fue que el estadio estaba vacío, pero eso me llenó más de emoción. Me sentí como el representante de la afición porque lo viví tal cual lo hubiera vivido cualquier aficionado.


Para leer la entrevista completa, pincha aquí.

bottom of page