top of page
  • Redacción

No va a ser fácil

El Oviedo de Álvaro Cervera plantó cara ante un Levante que supo reaccionar en la segunda parte y se quedó a medias en la remontada.



 

El Gafa es el Gafa: aburrido total

 

El partido tenía todos los ingredientes del clásico partido de Segunda con un equipo entrenado por Álvaro Cervera: defensa de cinco, achique de espacios y a perder tiempo. El Gafa es el Gafa y resulta muy aburrido jugar contra él. Aun así el Oviedo es un bloque conjuntado y bien engrasado, capaz de dar un buen susto a cualquiera. De hecho, en la primera parte un tiro al palo y otra ocasión clara de los carballones sembraron las dudas en la grada.

 

En la segunda parte pasó de todo

 

Un gol del Oviedo al inicio de la reanudación todavía ponía las cosas más complicadas en una segunda parte en la que pasó de todo. Pero este Levante no es el mismo de la temporada pasada. Es capaz de romper la defensa más poblada. La inmediata expulsión de Colombatto, la sustitución de Vezo por un debutante Ander Capa y la entrada al campo de jugadores con “magia” propiciaron una remontada que no llegó por la anulación por el VAR de un gol de Dani Gómez en riguroso fuera de juego a dos minutos del final.

 

El drama del lateral derecho

 

El Oviedo cargó todo el ataque en la primera parte sobre el lado derecho, buscando la espalda de Rubén Vezo. El portugués también buscó al árbitro camino del vestuario para que le sacara la amarilla. El gol visitante vino por ese lado y Calleja lo cambió inmediatamente por un Ander Capa que, al menos, apunta maneras de lateral aunque está fuera de forma.

 

No es lo de la temporada pasada

 

Aunque el Levante se quedó a medias, se respira un aire distinto al equipo de la pasada temporada. En la parcela ofensiva hay más opciones, más creatividad y alegría. La entrada de Carlos Álvarez (el 37 que luce en la espalda parece más grande que él) abrió las opciones ante un Oviedo que se defendió de manera desesperada y que al final obtuvo el botín de un punto.

​EL CRACK

VAYA DÍA

DEBUTANTE

Mohamed Bouldini volvió a marcar. Aunque no estuvo fino durante el partido, peleó todos los balones y, con su tanto, ya lleva tres goles en Liga. Su aportación es decisiva.

Sergio Postigo volvió a lesionarse y dejó al equipo con diez. El capitán que lo ha jugado todo hasta ahora vuelve a recaer, como vino siendo habitual la temporada pasada.

Ander Capa debutó como granota en la segunda mitad. Efectivamente, no está para jugar. Aún le queda bastante. Es evidente su falta de forma física.















Kommentarer


bottom of page