top of page
  • Redacción

El Levante ostenta el récord del mercado invernal




El Levante no tiene previsto, en principio, incorporar efectivos en el mercado de invierno, pese a las necesidades en línea defensiva. No por falta de ganas sino de recursos al encontrarse por encima de su Fair Play financiero y pese a que el pasado verano redujo a la mitad el coste de plantilla.


Aunque Felipe Miñambres demostró su habilidad negociadora para incorporar diez futbolistas a coste cero, ahora se descartan movimientos no solo por las estrecheces económicas sino por la ausencia de salidas de jugadores que dejen fichas libres, salvo sorpresas de última hora como la posible salida de Cantero al Huesca.  

 

Y eso que el Levante todavía ostenta el récord de ser el club español profesional que más futbolistas ha fichado en un mercado de invierno en una temporada: nueve. Fue en la campaña 1997-98 cuando, con un equipo hundido en la tabla de Segunda, el presidente y propietario del club Pedro Villarroel pretendió cambiar toda una plantilla a la que acusaba de salir de fiesta de manera habitual y no rendir luego. Para demostrarlo y poder rescindir contratos llegó a contratar detectives que investigaran su vida nocturna.


En la 97-98 también alcanzó otros récords todavía no superados en el fútbol profesional en una temporada: 35 jugadores y cinco entrenadores distintos

Entre los nueve jugadores hubo alguno, como un tal Valente que -presuntamente- jugaba de lateral izquierdo, que apenas se le vio en el césped. Se reforzaron todas las líneas. En los laterales el citado Valente, David Casablanca (un chaval cedido del Barça B que se retiró años más tarde en el Castellón) e Iñaki Bollain. En el centro del campo Ricardo Lima y Roberto Suárez, y en la delantera Lisandro, Mate Sestan (fallecido en 2023) y el veloz extremo Raúl Ibáñez, valenciano de Tous que venía de jugar en Primera con el Valladolid y fue de los que mejor respondieron, aunque solo lograra dos tantos en 18 partidos.


De nada sirvió tanta incorporación y el equipo terminó bajando de manera irremisible. Acabó colista con 35 puntos. Le acompañaron a 2ªB el Xerez (38), Real Jaén (45) y Elche (45). Curiosamente fue la temporada que el Villarreal subió a Primera. Esa 97-98 se alcanzaron además otros récords todavía no superados tampoco: 35 jugadores y cinco entrenadores distintos (Emilio Cruz, José Enrique Díaz, Roberto Álvarez, Txutxi Aranguren y Pepe Balaguer). El último, Balaguer, subió al club en la 98-99. Fue el adiós definitivo a esa categoría. 

Comments


bottom of page